Seguimos por el Cabriel

La pesca con mosca, Teruel    Hola amigos pescadores, hoy os voy a contar como fue la pesca el día 4 de junio, domingo, pero esta vez acompañado con Juan H. un gran amigo y pescador, hicimos algunas fotos y algunos vídeos que espero que os gusten.

Llevando al pez a la sacadera

    Llegamos al río sobre las ocho y media, preparamos el almuerzo y echamos un bocado, nos vamos poniendo el uniforme, comentando como estaba la mañana, un día nublado con ciertos momentos de amenazar con lluvia, ¿nos mojaremos?, bueno eso al final se verá. Terminamos el almuerzo y con todo ya montado nos vamos andando por la carretera y después por camino hasta llegar al punto de partida. Nos metemos al río, no con mucha confianza, bajaba fuerte por esa zona, y no se llegaba a ver demasiado bien el fondo por que como digo estaba bastante nublado. Empezamos a pescar, principalmente solo pescaba yo por que iba a ninfa, mi compañero pescaba con seca y de momento no habíamos visto nada de actividad, saco las primeras “truchillas” y llegamos a un sitio mas aparente para la seca y se dispone mi amigo a lanzar a una tabla mas parada, después de varios lances y rechazos, consigue sacar una, ¡coño! pues están “puestas”, seguimos río arriba y conseguíamos alguna trucha más de vez en cuando, hasta llegar a un paso del río mas complicado de vadear, que lleva a un pozo bastante majo, El tiempo se iba aguantando y de momento no llovía, todo bien, después de pescar el pozo y sacar unas truchas más, lo pasamos vadeando a duras penas y llegamos a un tramo de río, con corrientes y alguna espumilla.

Con la trucha ya en la mano

Conforme iba avanzando la mañana se iban poniendo más a seca, y ya veíamos algunas cebadas, así que cambio mi sistema y pongo una seca también, Juan iba sacando peces mientras yo montaba los aparejos, saca otra trucha y me deja ponerme a mi, saco otra trucha y para delante, así poco a poco fue pasando la mañana.

Ahora que ya habíamos pasado lo peor, con lo del pozo anterior, que casi llevamos las tres cuartas partes de la jornada consumida, que hemos tenido suerte con el tiempo y no nos ha llovido, tropiezo con una piedra, me resbalo y ¡¡Zas!! un chapuzón, que risa mi compi, no fue mucha el agua que se me metió, pero a poca que sea ya no se va cómodo, bueno, aún estuvimos como un par de horas más pescando y dimos el día por terminado, yo con ganas ya de irnos, por que me iba quedando frío, y la verdad, no mola ir mojado.

Eso es todo, espero que os hay gustado y os haya entretenido un poco. Hasta pronto.

La pesca con mosca, Teruel

Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo o dar tu opinión dejándonos un comentario, gracias.

Deja un comentario