Pescando el RíoTajo

La pesca con mosca, Teruel    Hola amigos pescadores, hoy os voy a contar mi ultima experiencia “pesqueril“, en el Rio Tajo, concretamente en Peralejos de las truchas, (suena bien ese nombre, eh), la zona que hay encima del camping que es libre sin muerte.

Librea de Trucha del Rio Tajo

El día anterior pensé, si mañana voy a trabajar cerca de Peralejos, si saco un par de horas libres las puedo aprovechar para darme una vuelta por allí. Hace ya muchos años no iba a ese tramo y las últimas veces que fui, no se me dio muy bien, truchas muy resabiadas de los pinchazos de los pescadores y muy selectivas a la hora de comer, así empiezo a pensar que si merecería la pena pescarlo con tan poco tiempo. Bueno ya sabéis lo que pasa, o por lo menos a mi me sucede, la noche antes de un día de pesca le suelo dar muchas vueltas a la cabeza, donde voy a empezar, con qué, en fin, los típicos pensamientos del pescador.

 

Al día siguiente después de acabar un trabajo, llega el momento de irme al río, tenia un par de horas escasas, así que había que aprovecharlas.

 

Trucha pescada en el Rio Tajo    Llego al río, me pongo el vader, chaleco, gafas y demás, monto la caña y el carrete solamente sin bajo ni nada para ver como estaba el tema y me dirijo río arriba rodeando a unos veraneantes que estaban en la orilla del río, a la altura del camping, bañándose y tomando el sol.

 

Unos metros mas arriba empiezo a andar más despacio sin perder de vista el río, y como a unos treinta metros veo la primera trucha debajo de unas sargas pequeñas comiendo en la superficie, “uuuuuyyyy”, “la seca”, monto el aparejo con una mosca seca, y empiezo a lanzar, sacando cola de rata y lanzando como a unos cuatro metros a la derecha de la posición de la trucha para no asustarla y coger bien la medida para poder hacerle una buena presentación de mi mosca, la trucha sigue comiendo en su sitio, así que una vez tomada la medida, le hago el primer lance, cae la mosca como a medio metro por delante de ella yDevolviendo la Trucha, Rio Tajo ligeramente unos cuatro dedos desviada hacia la derecha de la trucha, pienso… bien ha posado bien, cuando la mosca casi está pasando por delante de su boca, la mira se dirige hacia ella y la toma, “bieeeeen” tiro a clavar y después de una buena pelea consigo meterla en la sacadera, son casi treinta centímetros de trucha, le quito el anzuelo con cuidado y la devuelvo al agua. Mirando como se va, me pongo a pensar, esto no me había pasado nunca en este río, “increíble”, la primera que veo y al primer lance, “ale” a por otra.

 

Me salgo del río y voy caminando por la orilla a ver si localizo otra, como andaba con poco tiempo no quería pasarlo “pescando el agua”, quería recorrer el mayor tramo de río y pescar solo de vista, así que un poco mas adelante veo varias truchas más, cebándose, no muy efusivamente pero si, se estaban cebando, como había varias y era el final de una corriente empece a lanzar entre lo “blando” y la propia corriente, “bum” se tira una pero seguramente fue un rechazo Trucha clavada, Rio Tajoporque no llegue a clavarla, seco mi mosca con unos lances falsos y “a la carga”, al segundo lance se tira otra y esa la clavo, vuelvo a lanzar en cuanto me deshago de la trucha y lo mismo, dos o tres lances más y saco la tercera, “impresionante”, subí un poco mas arriba hasta llegar a una zona muy profunda que no se puede vadear, con el agua casi quieta, lisa y casi completamente trasparente, me quede allí un buen rato, observando a varias truchas puestas en su lugar, otras comiendo y otras deambulando por esa gran masa de agua cristalina.

 

Hasta aquí la historia de hoy, espero que os haya entretenido un ratillo y que os animéis a ir por esos encantadores lugares.

La pesca con mosca

Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo o dar tu opinión dejándonos un comentario, gracias.

2 comentarios en “Pescando el RíoTajo

  1. Hola, gracias por tu comentario, lo que dices es cierto, yo tube suerte ese dia, iba sin tiempo y solo pesque durante una hora y pico. Me quede bastante sorprendido que entraran tan francas a la mosca, por que como bien dices en otras ocasiones han estado imposibles, un saludo y buena pesca.

  2. Felicidades amigo pescador. Yo estoy empezando en esto de la pesca con mosca, esta es mi cuarta temporada, y como tanta otra gente estoy enamorado de ese río. De hecho, prácticamente solo pesco en él. Lo malo es que un día se te da “bien”, y tres mal, jejejejeje.. (posiblemente tenga que ver con mi inexperiencia).
    Otra cosa mala de ese río es el furtiveo que sufre, que es de vergüenza….

    En cualquier caso te felicito, porque en ese tramo del río saben latín y varias lenguas muertas más.
    Felicidades también por el relato, muy ameno y entretenido.

    Un cordial saludo

Deja un comentario