El equipo básico

El equipo básico para empezar

Artículo recomendado para los que se quieren iniciar en el deporte de La pesca con mosca

La pesca con mosca, el equipo básico

    Hola de nuevo pescadores, en este artículo vamos a hablar del equipo básico que necesita cualquiera que se quiere iniciar en el maravilloso deporte de la pesca con mosca. 

    Hoy voy a hacer una lista de lo que necesita un pescador de mosca para salir al río a pescar con garantías de pescar alguna trucha, pondré unos precios aproximados tomando como referencia algunas tiendas de pesca, para que analicemos el gasto inicial, para aquel que se va a meter en este mundillo sepa a que se enfrenta, empezamos:
Caña de pesca con mosca    La caña, hoy en el mercado hay gran variedad de cañas, desde las mas básicas a las de más alta gama, diseñadas especialmente para competición, vamos a quedarnos con una caña de gama media, nos gastaremos entre 75 y 250 €, todo ira en función de vuestras posibilidades, y como consejo, vale la pena invertir un poco más al principio para después no tener que arrepentirnos y volver a gastar más dinero en una caña mejor, (lo digo por experiencia propia). Existen cañas de mosca de varias acciones, en otro articulo entraremos en más profundidad para conocer las cualidades de cada tipo de caña, pero ahora nos vamos a centrar en las de acción de punta e intermedias, son cañas rápidas que nos van a servir tanto para pescar a seca como para ninfa, lo mas interesante es que tú pesques a gusto con ella y te desenvuelvas bien al lanzar.

Carrete automático Vivarelli    El carrete, nos sirve para poder tener la linea recogida y poder sacar y meterla con facilidad. Hay de varios tipos y precios, pero yo soy de los que cuando probé el automático, ya no mire más y es el que aconsejo, conforme vas pescando, se va sacando cola de rata y cuando quieres recogerla, es muy fácil hacerlo con este carrete, una par de movimientos de la mano y ya tienes todo el sedal o la cola de rata recogida. El precio de este carrete oscila entre los 120 y los 220 €, según de los materiales que este hecho, podéis verlo muy fácilmente en las tiendas de pesca por Internet, también tenéis otras marcas y otros modelos mas asequibles a los bolsillos y por supuesto también los hay muchísimos mas elevados de precio

    La cola de rata, en definitiva es un sedal pesado, que nos ayuda a poder lanzar un señuelo tan pequeño como la mosca que prácticamente no tiene peso.
Colas de rata    En esto hay un sinfín de modelos, tamaños, usos, y distintos materiales donde elegir, pero para no complicar la cosa, lo mejor pera empezar es una cola de rata del numero 3 ó 4 flotante de doble uso, con este tipo de cola podremos afrontar casi todas las ocasiones sin ir mas allá de nuestra posibilidades, estamos hablando que para una cola de este tipo de una buena marca entre los 30 o 60 €.

    Bajos de línea, el bajo de línea puede ser trenzado, cónico o fabricado con varios trozos de hilo de diferentes tamaños en progresión decreciente de mayor a menor diámetros, que va unido a la cola de rata con el fin de hacer como una especie de látigo en conjunto, el cual nos facilita el lanzado y el posado de la mosca. Esto es relativamente barato e incluso nos los podemos fabricar nosotros mismos a nuestro gusto. Hablaremos más adelante en otro artículo para ver su confección y dimensiones.

    Los hilos, se necesita llevar hilos de varios diámetros para las ocasiones que así lo requieran, hay mucho que decir sobre los hilos, ya que en poco tiempo han mejorado mucho en su fabricación, siendo los más comunes para pescar con mosca los de fluorocarbono por su gran resistencia, al ser hilos muy finos han de ser fuertes a la hora de pegar el “cachete” o tirón para clavar el pez y que no se rompa en el intento, eso os lo dejo a vuestra elección, seguro que cuando vayáis a comprar, el vendedor os aconsejará varias marcas y diámetros en función de lo que queráis.

Moscas secas

Las moscas, imprescindibles, las hay de diferentes tipos con respecto a su genero, secas y hundidas. Las moscas secas son las que van a ir por encima de la superficie del agua en acción de pesca, hay multitud de modelos o patrones que imitan a los insectos de verdad, y en otros casos que no imitan a ningún insecto pero por su tipo de montaje y colores vivos son del tipo atractoras que hacen que los peces se fijen en ellas y les incite a comérselas. Dentro de las hundidas, están las ninfas, ahogadas, emergentes, strimers, etc.
Son imitaciones de larvas o ninfas, que van derivando por el lecho del río, o imitan a insectos que están en diferentes estados  emergiendo en su fase de larva a subimago cuando hacen la metamorfosis y cambian de hábitat de dentro del agua a fuera para empezar de nuevo con su ciclo de reproducción, también las hay de tipo atractoras, como ninfas con cabezas doradas, plateadas, al fin y al cabo brillantes para una mayor atracción de los peces, y luego están los strimers, que suelen imitar a pequeños pececillos heriros o con problemas, que hace que la trucha los vea y en su cualidad de depredadora que es, se lance a por ellos. También ahondaremos más a fondo en otro articulo mas adelante.

 

Chaleco de pesca El chaleco, una prenda imprescindible, aquí es donde vamos a llevar nuestras cajas de moscas, las bobinas de hilo, y demás accesorios. Mi consejo es que cuando vayáis a comprar un chaleco, no escatiméis, pensar que esta prenda dura bastante y que lo vamos a llevar siempre que vayamos de pesca, así que tiene que ser lo mas cómodo posible, que os de movilidad, que sea fresco y que quede sujeto, parece que lo que vayamos a meter dentro va a pesar poco, pero entre las cajas de moscas, hilos, bobinas intercambiables del carrete, accesorios que se llevan colgados como el salabre, tijeras, desanzuelodores, corta-hilos, ademas del almuerzo o una botella de agua, etc, si sumamos todo eso, creerme, a lo largo de la jornada “pesca”

 

    El vadeador, en la pesca con mosca, la mayor parte del tiempo estamos dentro del río, lo más cómodo para no mojarnos, (si no nos caemos) es un vadeador, se puede ir con las clásicas botas, pero al final te mojas. Vadeadores o “vaders” hay de diferentes tipos, los Vadeador de veranovamos a dividir en dos, de invierno o de verano, los de invierno son habitualmente de “neopreno”, en invierno dan carlorcilla e impiden que te entre el frío pero en verano se hacen muy pesados por que se suele sudar mucho con ellos. Para el verano están los transpirables, los buenos son de “Goretex” una marca de textil que hace que no entre el agua y que a la vez transpire por dentro para que salga el sudor, estos suelen ser bastante caros, hablamos de 400 € en adelante, pero hay opciones de nuevos materiales que son parecidos y que hacen prácticamente la misma función, aunque como dice un amigo mio, “con más azúcar, mas dulce”, así que eso dependerá de vuestros bolsillos. En los dos tipos que comentamos existen los que van con botas incorporadas y los de “calcetín”, a los que hay que añadirles después las botas que quieras, yo recomiendo los de calcetín. A la hora de elegir si de neopreno o de verano, depende de donde vayáis a pescar habitualmente, o tenéis los dos o elijes el que mas se adapte a vuestra necesidad, hoy en día con los nuevos materiales yo aconsejo el de verano, hay vaders que llevan 4/5 capas de tejido, primero para que duren mas tiempo por enganches con las zarzas o palos y otra que en invierno o a primeros de temporada que hace más frío, se suele llevar una prenda de interior polar térmico, con eso suele ser suficiente para no pasar frío dentro del río.

Botas para vadear    Las botas, las vas a necesitar si has elegido un vader de calcetín, bien, tampoco son baratas, hablamos de entre 60 y 150 € o más, están con suela de fieltro sola o con clavos para un buen agarre, sobre todo en ríos fuertes con lechos de roca resbaladizos, aunque estas suelas están prohibidas en muchas comunidades por el tema de especies invasoras como el “alga moco” , lo mejor será irnos a las de suela de goma con clavos para no tener problemas con el guardia, que hoy en día con los materiales que se usan también son eficaces para vadear.
 

Sacadera o salabre    La sacadera o salabre, una herramienta no tan imprescindible, pero suele ir bastante bien llevarla, ayuda mucho cuando tienes un pez de buen tamaño o en circunstancias difíciles para sacarlo, y es imprescindible si vas a participar en competición. Hoy las hacen con la red de materiales no abrasivos para no dañar a los peces.

    Las gafas, bueno hay quien no las usa, pero para mi son imprescindibles, no me refiero a gafas graduadas, me refiero a gafas de pescar, son gafas “polarizadas”, hacen que desaparezcan la mayor parte de reflejos del agua y que así tu visión penetra mas en fondo del río, es decir, se ve mucho mejor el fondo y por ende si hay, también las truchas, como en todo lo demás, las hay de infinidad de modelos y precios, lo mejor es probarlas y elegir las que mejor se adapten a vosotros y a vuestra economía, los precios rondan entre los 30 y los 300 € o más, dependiendo de la marca y del grado de polaridad que tengan. 

    La gorra, ¿quien va al río a pescar sin gorra?, gorra o sombrero, eso ya va a depender de los gustos de cada uno, hay lo dejo. 
    Parafernalia, dentro de este concepto podemos hablar de cosas que llevamos muchos pescadores como el botecito de grasa para impermeabilizar las moscas, o el accesorio para enderezar el hilo, la típica cajita dispensadora de moscas que se lleva pegada al chaleco para guardar y coger moscas mas rápidamente sin tener que ir a las cajas, incluso las pegatinas o parches que nos ponemos para bacilar un poco con los amigos, en fin, cuando os iniciáis en este deporte os vais a fijar mucho en los demás pescadores y la verdad, es la mejor forma de aprender además de la práctica, como en todo. Espero que os haya servido a los que queréis iniciaros en este deporte, espero que os haya gustado esta humilde descripción y os deseo que tengáis unas buenísimas jornadas de pesca y que seáis amigos de las truchas y que las devolváis a su lugar con los menores daños posibles, como decía un buen amigo mio, “este es nuestro juguete, no lo rompamos porque nos quedaremos sin jugar“.

¡¡Vamos de pesca!!

Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo o dar tu opinión dejándonos un comentario, gracias.

Deja un comentario