Día de la desveda 2017

La pesca con mosca, Teruel    Domingo 26 de marzo, día de la desveda 2017.

Para mi, porque en realidad se abrió el día de antes, sábado, pero yo no pude ir, cosas que pasan.

Trucha Fario

Hoy tengo un permiso para Albarracín, coto del servicio, (coto de abajo), así que me dispongo a coger el coche y me pongo en marcha, una vez pasado Gea de Albarracín, el río va prácticamente pegado a la carretera y en muchas ocasiones se puede ver desde la misma, así que en las partes que puedo ver el río, aminoro la velocidad para ir fijándome como están los tramos que he pensado pescar hoy.

El caudal es muy bajo, como nunca lo había visto, esto bueno no puede ser, pienso, pero ¿sera muy malo?, ya veremos, por fin llego al tramo que había estado pensando en pescar, aparco el coche y hecho un primer vistazo al río, bueno si que baja “poquica” agua, pienso, y me voy para el coche para ponerme el atuendo de pesca y preparar la caña y los aparejos.

Tengo unas ganas locas de “mojar la mosca” después de tres años sin pescar por causa de un accidente pesqueril, un esguince de tobillo bastante fuerte en acción de pesca que me dejo muy mal.

Bueno superado ya eso, me dispongo a pescar uno de mis tramos favoritos de pesca que después de recorrer durante un par de horas no llego a entender como no me pica ninguna trucha, pero lo más trágico es que durante el recorrido tampoco veo señales de ningún pez en el río, ¿Que ha pasado aquí?, me digo a mi mismo, este no es mi río.

Sin dar crédito a lo que estaba viendo, me voy para el coche a coger un poco de fuerza y animarme un poco con un medio bocata, sin dejar de pensar en lo que acababa de pasar, ya me habían dicho que había pocos peces, pero ¿tan pocos?, es que no he visto ni uno…

Baetis Rhodani    Así que después de un ligero tentempié cojo el coche y me voy a otra zona del río, aparco el coche, y voy bajando río abajo por fuera para ver si puedo localizar alguna trucha que se esté cebando, bueno por fin veo las primeras ondas en el agua, así que me separo un poco más de la orilla para no asustarlas y sigo río abajo, voy viendo alguna más. Me dispongo a meterme en río, observo que están saliendo moscas, y las truchas bastante activas a la caza de los insectos, cambio aparejos, monto un seca y empiezo a lanzar, “zas” primer rechazo de la mañana, “vaya” ayer debieron estar por aquí los pescadores, pienso, bueno, sigo lanzando y la primera no se hace de rogar, tiro a clavar y ya, primera captura de la temporada, y así poco a poco se fue pasando el rato, una mañana divertida pescando a seca toda la mañana, cosa que no había hecho nunca que yo recuerde y menos a primeros de temporada, porque dicho sea de paso a mi lo que mas me gusta es la ninfa, no es que desmerezca a la seca pero con la ninfa pescas todo el día, y… “sí”, las truchas estuvieron activas comiendo en superficie, así que era momento de la seca, había una eclosión intermitente de Baetis Rhodani y las truchas se movieron.

Después de unas horas, las cebadas iban disminuyendo hasta que prácticamente dejaron de comer, así que estando satisfecho de la pesquera que había hecho, plegué los tratos y di por terminada la jornada.

Espero que os haya gustado el relato, y os agradezco vuestra visita, ya sabéis que podéis dejar vuestros comentarios y sugerencias mas abajo, hasta pronto.

La pesca con mosca, Teruel

Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo o dar tu opinión dejándonos un comentario, gracias.

Deja un comentario