Andando por el río

    Hola de nuevo a todos amigos pescadores, en este artículo tocaremos el tema de ir andando por el río en acción de pesca.

    Hay muchas personas que dicen que al ir andando por el río pescando, por dentro del río, destruimos la fauna o micro-fauna que existe en el lecho del río, según mi humilde opinión en cierto modo si que se destruye algo esa micro-fauna, pero, ¿de que otro modo podemos atacar a las posturas de las truchas?.

Pescador andando por el río    He de decir y creo que todos lo hemos visto en muchos pescadores, sobre todo cuando observamos a pescadores deportivos y de competición, que hay pescadores que los ves andando por el río y parecen garzas, se mueven despacio, con sigilo, con mucho cuidado para no mover las piedras ya que estas provocan ruido y vibraciones a través del agua que espantan al pez, sin hacer apenas ruido, y sin prácticamente hacer daño al ecosistema fluvial.

    Sin embargo, hay otros pescadores, que parecen hipopótamos, digo esto por hacer una comparación comprensible ya que los ves moverse por el río y van tropezando constantemente, arrastrando los pies, o dando pisotones fuertes que a su vez espantan a las truchas.

    El pescador de mosca necesita ir por dentro del río para pescar por muchas razones, pero las más importantes son el poder pescar las zonas mas inaccesibles, esas posturas difíciles de llegar y el no ser descubierto por el pez en cuestión, ya que al ir por dentro del río nos situamos detrás de las truchas impidiendo que nos vean.

    No se decir con certeza absoluta si es bueno o malo para el río que los pescadores de mosca vayamos por dentro del cauce, como he dicho dependerá mucho de como lo haga el pescador cuando va andando por el río.

    De forma natural el río cambia constantemente, riadas, crecidas, sequías, todo influye y lo hace cambiar, incluso por otros animales. Zonas que antes estaban cubiertas de agua ahora no lo están y viceversa, pero los insectos y demás animales que lo habitan se adaptan a esos cambios, están en mayor medida debajo de las piedras para protegerse de esos cambios del río y de los depredadores naturales que tienen, si nosotros al ir andando por el río no movemos las piedras, en la medida de lo posible, creo que no le hacemos mucho daño al río, y al ecosistema y si en algún caso, sea por un resbalón o un tropezón con alguna piedra o rama que haya en el fondo y no hayamos visto, puede que  en estos casos si que se desprenda algún insecto de dicha piedra, pero la corriente lo trasportará a otro lugar del río, a otra piedra un poco más abajo y el bicho se adaptará a ella enseguida, siguiendo su ciclo biológico.

    Espero que os haya sido interesante este tema y que os haya hecho pensar en esto, si es que no lo habíais hecho ya, me gustaría que dieseis vuestra opinión al respecto en los comentarios de más abajo, y así entre todos lleguemos a alguna conclusión más acertada y positiva para todos. Gracias y hasta pronto.

La pesca con mosca

Si te ha gustado este artículo, puedes compartirlo o dar tu opinión dejándonos un comentario, gracias.

Deja un comentario